miércoles, 13 de abril de 2016

NO SOMOS TERRORISTAS, SOMOS SINDICALISTAS


NO SOMOS TERRORISTAS, SOMOS SINDICALISTAS

Desde que el pasado 30 de marzo ingresara en prisión el sindicalista jodeño del SAT (Sindicato Andaluz de Trabajadoras/es) y concejal de Jaén en Común, Andrés Bódalo, no han cesado las acciones en señal de protesta por su encarcelamiento.
Mucho se está hablando estos últimos días sobre el comportamiento violento de Andrés, supuestamente encarcelado por agredir a un edil del PSOE en 2012. Todas las que conocemos a Andrés, sabemos que nada de lo que cuentan los medios de comunicación se asemeja a la realidad. Este jornalero de 42 años lleva media vida luchando por los derechos de la clase trabajadora en el medio rural y ha sido y es (su cuerpo está encerrado, sus ideas no) fiel defensor y activista por los derechos humanos. Como bien diría Diamantino García, “siempre fue el primero en el oficio y el último en el beneficio”.

Tanto es así que, a día de hoy, lleva 12 días privado de libertad. Pero no está solo. La clase popular y  trabajadora andaluza es consciente de que no vivimos en un estado de derecho y sí bajo un estado opresor y capitalista radical que, debido a los últimos acontecimientos (mmss, mareas, plataformas vecinales, nuevos partidos políticos etc.), está aterrado. Y su única forma de defensa es la represión, prueba de ello el pasado año entraba en vigor la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana, más conocida como “Ley Mordaza”.

Andrés no está en la cárcel por un delito de atentado a la autoridad y una falta de lesiones, no, aún obviando el error burocrático por parte de la procuradora, que no presentó en el plazo fijado el recurso contra la sentencia de la Audiencia de Jaén. La entrada de Andrés en prisión es una forma de castigo al pueblo que lucha y no obedece. Quieren que el miedo vuelva a cambiar de bando, nos detienen, nos criminalizan tachándonos de terroristas, nos encarcelan. Como ya hicieron también con Alfon, joven madrileño de 24 años que ingresó en prisión en junio del 2015 acusado de tenencia de explosivos durante una jornada de huelga en diciembre de 2012 y, recientemente -muy al hilo de lo sucedido con Andrés-, con otro joven sindicalista del SAT, Francisco Molero, condenado a 5 años de prisión por un supuesto delito de agresión en la manifestación “Rodea el congreso” que tuvo lugar en Madrid en abril de 2013.

Pero aquí seguimos, desobedientes e insumisas. No podrán doblegarnos. Otros 40 años de gobierno del PPSOE y aún seguiríamos conservando nuestra dignidad y nuestra conciencia de clase. A esas no hay leyes mordazas que las repriman ni cárceles en el mundo para encerrarlas. Ayer lo volvimos a demostrar. Más de tres mil personas, llegadas de toda Andalucía y convocadas por el Sindicato Andaluz de Trabajadoras/es, recorrimos los 4 km que separan el Complejo Juleca de la cárcel de Jaén, para exigir la inmediata puesta en libertad de Andrés Bódalo. Marchamos al grito unánime de ¡Bódalo libertad! y otros cánticos como “No somos terroristas, somos sindicalistas” o “Luchar por tus derechos no es delito”. Hubo además otras concentraciones de apoyo y denuncia repartidas por el Estado español.

Tras finalizar la marcha, las/los portavoces de los diferentes colectivos (SAT, CUT, Podemos, Participa Sevilla, PAH, CAA, etc.) hicieron una pequeña intervención clamando por  la libertad de Andrés y los demás  presos políticos en el Estado español .
El campamento “Libertad” instaurado en Jódar desde el mismo día del encarcelamiento de Bódalo sigue en pie, y el portavoz nacional del SAT, Óscar Reina, anunciaba nuevas movilizaciones. La próxima tendrá lugar el domingo 17 de abril, y será la segunda concentración en Jódar.  Se está barajando también la posibilidad de una marcha a pie hasta Madrid si a primero del mes próximo la amnistía no se ha hecho efectiva. Porque, como decía Alfon en la carta que escribió desde su celda pocos días después de ingresar en prisión: “aunque ellos intenten callar nuestras voces y frenar nuestros pasos con políticas de terror y represión, seguimos y seguiremos en las calles”.

Emérita Calvo Navarro, militante del CAA y del SAT



1 comentario:

  1. No fue el 30 de abril (estamos a 15 de abril) sino el 30 de marzo.

    ResponderEliminar